Se comió un amague brutal y terminó en el piso

De Jong salió a marcarlo con todo

El Barcelona la pasó muy mal frente al modesto Ibiza de tercera división en el duelo que los enfrentó por Copa del Rey. Los catalanes, puntero de la Liga, ganaron 2-1 a los 94 minutos y tras rematar apenas un puñado de veces y recién en el segundo tiempo.

Antes fue todo del Ibiza, que marcó un golazo a los nueve minutos y pudo haber ampliado el marcador con jugadas como esta. De Jong quiso marcar a un rival celeste, este lo dejó sentado en el piso y en el remate fue palo y luego Neto salvó otra.

Ya en el segundo tiempo, el Barcelona recuperó la memoria y fue el holandés el que puso el brillante pase gol a Griezmann en el empate. (Fuente: BITBOL)